Documento de Alegaciones al Anteproyecto de Ley General de Salud Pública

Extracto del documento presentado por la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria:

En primer lugar, SESPAS desea hacer constar su positiva valoración del Anteproyecto
de Ley General de Salud Pública. Tanto SESPAS como sus sociedades federadas
consideran que este proyecto normativo constituye una oportunidad para el desarrollo
y la modernización de la salud pública, al servicio de la mejora de la salud de la
población. Sin perjuicio de esta consideración previa, SESPAS aprecia la necesidad
de introducir algunos cambios en el texto de la ley, que se detallan y justifican a
continuación.

COMENTARIOS GENERALES

En algunas ocasiones se adivina un trabajo sectorizado a falta de cierta integración.
Por ejemplo, en el articulado sobre vigilancia se explicita la incorporación de la
vigilancia de riesgos y de la exposición en humanos, incluyendo (sin nombrarlo
explícitamente) lo que se conoce como ‘biomonitorización’. Este aspecto no se ve
reflejado en el articulado donde se trata de la sanidad ambiental. Lo mismo ocurre en
el caso de la evaluación de impacto en salud.

Esa ausencia de integración también se observa en los términos utilizados a lo largo
del texto. Es curioso que en unos casos se utilice el término “estatal”, y en otros el
“nacional” para referirse a España. Así, se habla de la Red Estatal de Vigilancia en
salud pública, Red Estatal de Laboratorios, Encuesta Estatal, etc.. Otras veces, sin
embargo, se alude a la Red Nacional de Vigilancia de salud pública, lo que suscita
cierta confusión.

También destaca el mayor detalle en el anteproyecto de aspectos relacionados con la
investigación que con la formación o competencias de los profesionales de salud
pública; aspecto, este último, básico para el desarrollo y aplicación de las funciones de
salud pública.

Por otra parte, el texto no incluye ninguna referencia al concepto de prevención
cuaternaria, a pesar del papel que el sistema sanitario juega en la actualidad como
creador de riesgos y daños para la salud de los individuos, ni al fenómeno del “disease
mongering”, que se configura como un problema relevante de salud pública. También
sería necesario destacar la necesidad de evaluar y priorizar los programas de
prevención y promoción según criterios científicos, con el fin de definir y seleccionar
los más efectivos y convenientes, y de descartar asimismo los programas ineficaces o
que entrañan más riesgos que beneficios para la salud.

Descargar el documento completo (PDF).


Etiquetado como: ,