Comunicado de SESPAS Sobre los Efectos Cancerígenos de las Carnes Procesadas y Rojas

HECHOS

  1. Siguiendo una metodología rigurosa, transparente y contrastada durante más de 40 años, un grupo de trabajo formado por 22 expertos internacionales dela Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC) –pertenecientea la Organización Mundial de la Salud (OMS)– acaba de publicar los resultados de su evaluación sobre la relación entre el consumo de carne procesada y roja y el riesgo de padecer ciertos tipos de cáncer (IARC Monographs on the Evaluation of Carcinogenic Risks to Humans, Vol. 114: Red Meat and Processed Meat).
  2. Tras evaluar más de 800 estudios epidemiológicos que han investigado las asociaciones entre diversos tipos de cánceres y el consumo de carne roja y procesada en distintos países ypoblaciones con distintas dietas, el grupo de expertos considera que existe suficiente evidencia empírica de que el consumo de carne procesada (clasificada en el grupo 1 de sustancias cancerígenas para humanos) causa cáncer de colon, y también cierta asociación con el cáncer de estómago; mientras que muestra una evidencia limitada o menos fuerte respecto a la asociación positiva entre el consumo de carne roja (clasificada en el grupo 2A o probablemente cancerígena para humanos) y el desarrollo de cáncer de colon, aunque también al de páncreas y próstata.
  3. Más específicamente, se estima en base a los datos de 10 estudios, que el consumo diario de 50 gramos de carne procesada a lo largo de varias décadas incrementa el riesgo basal de cáncer colorrectal en un 18%.
  4. Por carne roja el informe se refiere a la carne proveniente de mamíferos como la carne de vaca, ternera, cerdo, cordero, caballo o cabra; mientras que la carne procesada se refiere a la que ha sido transformada a través de salazón, curado, humado, fermentado u otros procesos que potencian el gusto o conservación. Ejemplos de carne procesada incluyen la carne de conserva, beicon, jamón, salchichas y cecina.
  5. POSICIÓN

    La Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (SESPAS), considera normal y comprensible la atención social recibida por la publicación de los resultados del grupo de expertos de la OMS, y estima conveniente:

    1. Poner de manifiesto que, en los estudios revisados por la AIRC-OMS, el consumo de carne procesada está asociado con pequeños aumentos en el riesgo de padecer cáncer.
    2. Remarcar que si bien la carne procesada ha sido clasificada como cancerígena para humanos (grupo 1) como el tabaco, esto NO significa que su consumo sea igual de dañino para la salud.
    3. Evidenciar que la asociación positiva entre consumo de carne roja y el cáncer es de tipo limitada o débil, no pudiéndose excluir que otros factores estén sesgando o confundiendo esta relación.
    4. Recomendar a la población, como ya hace la OMS y otras organizaciones nacionales e internacionales, hacer un consumo moderado o más limitado tanto de carne procesada como de carne roja, dado que el riesgo analizado crece con la cantidad de carne consumida. No debe olvidarse, sin embargo, los conocidos efectos positivos sobre la salud de carne roja.
    5. Requerir que los distintos sectores de la industria cárnica y de las Administraciones faciliten a la ciudadanía información clara y detallada sobre la elaboración de los productos cárnicos, su composicióny todos aquellos aspectos de interés para que contribuyan a la toma de decisiones adecuadas de cara al establecimiento de hábitos saludables y un medio ambiente más sostenible.
    6. Valorar positivamente el eco social que ha recibido la evaluación de la IARC. Reacciones que, a nuestro juicio, muestran el positivo proceso de análisis, reflexión y debate social que en amplios sectores de la sociedad española vienen recibiendo las novedades científicas. Los expertos en salud pública y nutrición, los medios de comunicación, las empresas y las Administraciones deben seguir trabajando conjuntamente para elaborar mensajes científicamente válidos y culturalmente comprensibles, y para fortalecer espacios de análisis y reflexión que propicien el diálogo sobre estos temas entre todos los sectores de la sociedad.
    7. Mostrar el apoyo a las empresas de producción y de distribución de carnes, Administraciones y organizaciones políticas y ciudadanas que trabajan para mejorar la calidad de la carne que comemos. Todo ello en aras a que las políticas públicas y privadas emprendidas mejoren la calidad de los bienes que comemos y disminuyan las desigualdades en la dieta y estado de salud observados en nuestro país.

    SESPAS
    Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria

    Descargar el comunicado (PDF).


Etiquetado como: , , ,