Legionella en una hora: técnica SIM

Legionella en una hora: técnica SIM
13 de junio de 2018
Salón de Actos del Parque Científico y Tecnológico Cartuja
C/ Leonardo da Vinci, 18
41092 Sevilla

En las cuatro décadas transcurridas desde el descubrimiento de Legionella pneumophila por el Dr. Joseph McDade, ésta y otras especies del género han sido y siguen siendo estudiadas. Se ha buscado y se busca en este conocimiento, soluciones que nos permitan mejorar la gestión de las instalaciones en que esta bacteria de transmisión ambiental prolifera y reducir así la probabilidad de contagio y enfermedad que causan en los ciudadanos.

Una enfermedad cuya tasa de incidencia en los últimos diez años se ha multiplicado por cinco, en parte porque se diagnostica más la enfermedad, pero también a pesar de una mejora general de los procedimientos de mantenimiento y de una presión legislativa mayor. En puertas del medio siglo de investigación, se ha ido alcanzado un consenso sobre los componentes que una estrategia adecuada de gestión de las instalaciones de riesgo, que son muchas y variadas, debe contener: la monitorización del riesgo, las medidas de control, y los análisis de rutina.

Cuanto mejor conocemos la biología de la bacteria ambiental, más evidente es la importancia de un método de análisis que determine de una forma rápida y fiable Legionella en la muestra ambiental. Un escenario cambiante en el que la heterogeneidad de estados y composición, tanto de la bacteria como de la matriz, son la norma. Información biológica, útil y rápida que llega con sentido de anticipación dónde no llegan las técnicas de cultivo: habilita una decisión oportuna en rutina o brote.

La técnica de separación inmunomagnética (SIM) proporciona resultados en el mismo día de toma de muestra, y la detección de la bacteria potencialmente infectiva tal y como se halla en el seno de matrices complejas. Complementa con valor preventivo a otros métodos, como el cultivo o la PCR, e incluso puede aplicarse a éstas para mejorar su robustez. Las tres técnicas son ya contempladas en la norma UNE100030:2017, reflejo del consenso técnico y profesional.

Es por tanto el momento de conocer en profundidad esta técnica, su fundamento, sus características, sus limitaciones, sus aplicaciones, los casos de estudio, las experiencias de otros, su contexto normativo, y en suma, de invitaros a participar en una innovación que abre las puertas a una microbiología socialmente responsable.

Bienvenidos

Guillermo Rodríguez Albalat
Junta Directiva del Clúster BIO de la Comunidad Valenciana

Descargar la ficha de inscripción (DOC)
Descargar el programa e información detallada (PDF)